Cuando pregunten por ti…

Balas Perdidas – Morat.

Diré que hubo alguien que se cruzó en mi camino y me enseñó en doscientos treinta días lo que debí aprender, quizás, en años. Que alguien dejó tal marca en mi alma que no he logrado borrarla del todo y aunque el tiempo ha hecho algún cambio en mis sentimientos, no ha podido llegar al epicentro del nacimiento y entonces esa habitante de mi ser sigue acomodándose aquí.

Cuando pregunten por ti, les hablaré del sutil arte de crear una playlist y la necesidad de enseñarnos melodías que sólo son sensibles a nuestro tacto; les contaré de lo inefables que fuimos cuando estuvimos en la cúspide de la felicidad, les diré que conocí tal manera de amar, que acepté hacerme a un lado y darte la oportunidad de ser feliz en otro sitio que no era el mío.

Y seguramente no pronunciarán tu nombre, ni tampoco habrá necesidad de hacerlo. Cuando me pregunten si alguna vez he amado, tu mirada llegará a mi mente tal cual llegas cuando escucho: 11 besos de Morat. Y me dirán que tu no eras para mí y que yo no era para ti, que nuestros caminos debían cruzarse en el justo momento que lo hicieron, pero que no debían seguir entrelazados.

Cuando pregunten por ti, mis ojos tal vez se llenen de lágrimas y el nudo en la garganta quiera deshacerse gritando que te quiero aún, que te quiero, no como tu quisieras, sino como me dicta el corazón y aunque pretenda ocultarlo, seguirás habitando en mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s